¿Cómo invertir en inversiones bursátiles?

Cuando hablamos de inversiones bursátiles nos referimos a un lugar o espacio al que acuden, oferentes y demandantes de dinero, para intercambiar entre ellos diversos títulos de valor. 

El mercado bursátil engloba a todas las instituciones y personas (físicas o morales) que compran o venden activos financieros cotizables en la bolsa de valores (acciones o bonos). 

Inversiones bursátiles; óptimas para estrategias a largo plazo 

Las inversiones bursátiles se definen de varias formas, una de ellas como el dinero que se invierte en una empresa a partir de la compra de acciones que esta coloca en el mercado, mismas que se negocian en la bolsa de valores. 

Algunas de las razones principales por las que muchas personas optan por las inversiones bursátiles es debido al potencial del mercado para generar considerables ganancias. Por lo general, los inversionistas adquieren acciones de ciertas empresas con la expectativa de obtener mayores rendimientos si el valor de la acción aumenta o en su defecto genera dividendos de capital. 

Además de aumentar su valor conforme avanza el tiempo y pese a que los precios de ciertas acciones tienden a fluctuar con frecuencia. 

Tienden a tener mayor impacto y mejores resultados cuando se invierte en acciones de empresas con un historial o tendencia estable de crecimiento. Por ello, es importante conocer las emisoras que cotizan en la bolsa de valores, que por lo general son más atractivas a nivel local e internacional y son obligadas a operar con transparencia. 

Inversiones internacionales de confianza

Para realizar este tipo de procesos financieros siempre es recomendable contar con asesoría especializada en la materia, o bien llevarlos a cabo mediante agentes de inversión como Inverforx; cuyas estrategias se ejecutan directamente en el mercado forex (el mercado más activo y grande del mundo).

Dichas compañías pertenecen a algunas de las bolsas de valores con mayor peso en el mundo como:  la Bolsa de Nueva York, ubicada en Wall Street; la Bolsa de Tokio, la tercera más grande del mundo; la Bolsa de Shanghai, segunda más grande de China; la Bolsa de Hong Kong, posee el quinto puesto en capitalización bursátil; y la Bolsa Mexicana de Valores, la cual opera acorde a la Ley del Mercado de Valores. 

Entre las cualidades que suman las inversiones bursátiles está el hecho de que invertir en la bolsa es accesible a cualquier persona con el deseo de hacer crecer su patrimonio. 

Claro que para destinar determinada cantidad de dinero a una inversión bursátil es  necesario saber los tipos de riesgos a los que se puede estar expuesto o que debes tener presente al invertir en acciones.

  1. Volatilidad – Son todos esos altibajos impredecibles que pueden llegar a perjudicar si el precio de una acción se mueve con rapidez. 
  2. Concentración y diversificación – Esto solo puede llegar a pasar cuando se cuenta con un reducido número de inversiones y si una de las empresas tiene problemas. Invertir en varias empresas (nacionales e internacionales), de diferentes sectores o industrias, disminuye los riesgos. 
  3.  Problemas nacionales – Factores como la estabilidad política y solidez financiera afectan directamente los precios de las acciones, este es un riesgo al que cualquier inversor está expuesto y varía según las empresas en las que invierte. 
  4. Tasas de interés – Otra cosa que puede afectar el rendimiento de las acciones es el aumento de las tasas de interés que en consecuencia afectan con mayores costos de endeudamiento a las empresas. 

¿Cómo invertir? 

Para lograr invertir en el mercado bursátil debes hacerlo con profesionales capacitados en este tipo de inversión. En Grupo Inverforx la experiencia y la seguridad nos respaldan en nuestros servicios. Te ofrecemos tasas de interés fijas, el respaldo legal de tu capital y una inversión segura que garantice el crecimiento de tu patrimonio.