Protege tu información

Hoy en día, conforme avanza la tecnología nos ayuda a facilitar la vida cotidiana pues diariamente la ocupamos un como medio para comunicarnos, organizarnos, ya que a través de un correo electrónico, un mensaje SMS o una llamada telefónica los estafadores pueden obtener los datos personales de una persona como contraseñas obtener información, o la realización de algún trámite, sin embargo, esta también es usada para actos delictivos puesto que los fraudes cibernéticos son mucho más comunes actualmente, números de tarjetas bancarias, NIP, etc.

Por ello, te explicamos cuáles son estos fraudes cibernéticos, cómo los operan y cómo puedes evitarlos.

¿Qué es el phishing?

Proviene del inglés «fishing» que tiene como significado “pescar”.

Como su nombre lo dice pescan a las personas a través de un anzuelo por correo electrónico o mensaje SMS es una de las modalidades de fraude más usadas actualmente.

¿Cómo funciona?

Los estafadores conocidos mejor como “phishers” se hacen pasar por alguna institución financiera, empresa o persona de confianza.

Te indican un error en tu cuenta bancaria que a través de un mensaje SMS o un correo electrónico donde suelen contener enlaces que llevan hasta sitios web maliciosos o archivos adjuntos infectados con malware solicitándote alguna información personal y al ingresar tus datos obtienen tu información confidencial como: números de tus tarjetas de crédito, claves, datos de cuentas bancarias, contraseñas, etc.

Este tipo de fraude también se puede dar a través de redes sociales donde algunas veces forzan a personas a enviar enlaces los cuales son maliciosos o crean perfiles falsos.

¿Qué es el vishing?

Phishing de voz o “vishing,” es un modo de operación de fraude donde los estafadores suplantan el número telefónico de una institución financiera y se hacen pasar por empleados generando confianza con el objetivo de robar los datos bancarios y/o personales de la persona.

¿Cómo funciona?

Generalmente te convencen al decirte que tus cuentas están registrando cargos irregulares, ofreciente alguna una promoción o un préstamo.

Por medio de una grabación te dicen que para conocer más detalles teclees alguna tecla o que te van a redireccionar con algún “operador del banco” donde igualmente seguirán explicando más sobre el supuesto inconveniente o más detalles de dicha promoción.

Para “autenticar la información de cliente” te solicitaran algunos datos tales como los números de tu tarjeta, NIP, contraseñas o bien hasta el código CVV que trae en la parte posterior de la tarjeta.

Después de que el usuario proporciona sus datos la llamada se corta y los estafadores pueden disponer y hacer mal uso de los mismos.

¿Cómo podemos evitar este tipo de fraudes?

  • No abras ningún enlace o archivo sospechoso
  • No entregues tus datos personales sensibles a nadie ni por correo electrónico o llamada telefónica.
  • Comunícate con tu banco si recibes alguna llamada telefónica o correo electrónico
  • Verifica con regularidad tus movimientos
  • Revisa que los Sitios Web a los que accedas estén protegidos https:// y el enlace sea correcto.