¿Qué son los fondos de emergencia? cómo calcularlo y dónde guardarlo

 Que las situaciones impredecibles no te tomen inadvertido  

Gozar de una estabilidad económica es una de las muchas ventajas que te otorga la libertad financiera. Llegar a ese punto en que tus finanzas están en orden y tu patrimonio marcha viento en popa es un privilegio que solo pocos disfrutan, sin embargo, no todo está resuelto. 

Si hay algo de lo que todos estamos seguros es de que no sabemos con certeza qué sucederá a futuro y cómo esto podría afectar nuestras finanzas, por ello, es esencial contar con el elemento salvavidas, también conocido como fondo de emergencia.  

El fondo de emergencia es una herramienta que te ayudará a amortiguar el impacto de todas esas situaciones imprevistas. 

Un fondo de emergencia es una reserva de dinero que por lo general se resguarda en una cuenta bancaria. Este acúmulo tiene una función específica: solventar los gastos no planificados, ocasionados por una enfermedad, un desperfecto o percance con el auto, el desempleo repentino, etc. 

Ojo. A diferencia de los ahorros, el dinero destinado al fondo de emergencia solo se prevé para dar solvencia a determinadas situaciones, sin afectar otros aspectos financieros.

Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y el Banco de México, sólo 2 de cada 10 adultos en México cuentan con un fondo de emergencia.  

El siguiente paso es saber cuánto efectivo debe acumular tu fondo. Los expertos financieros recomiendan que la cantidad de dinero de un fondo de emergencia sea equivalente a los gastos de subsistencia de tres a seis meses.

Desde luego, el volumen de este monto de efectivo varía según el estilo de vida de cada persona y de las obligaciones económicas que se tienen mes con mes. Es fundamental que antes de empezar tu fondo tomes en cuenta cuáles son todas las necesidades a cubrir, para que el dinero que deposites en tu colchón financiero no descompense otras áreas de tus finanzas. 

Aquí algunos consejos para una reserva económica de éxito: 

  • Prioriza tu fondo de emergencia hasta tener la certeza de que este es suficiente para respaldar cualquier porvenir. 
  • Las cajas fuertes o alcancías lejos de ser elementos anticuados, carecen de la seguridad y protección que te brinda una cuenta de ahorro de un banco de confianza. Por ello, te recomendamos resguardar tu dinero en donde esté mejor protegido. 
  • Separa tu fondo de emergencia de tu cuenta bancaria corriente o de ahorros. Evita caer en los tentadores “luego repongo ese dinero” y aumenta en lugar de disminuir. 
  • Fijate una meta. Si es tu primera vez comienza con poco para que no te sea agobiante. Equilibra tu presupuesto y con el tiempo incrementa la cifra para alcanzar tus objetivos. 
  • Analiza la situación. No todos los sucesos inesperados son emergencias, identifica cuáles sí lo son antes de utilizar tu dinero de emergencia. 
  • Lo más importante de todo es que si se presenta la ocasión en que la única alternativa es disponer del fondo, una vez superada la problemática, lo ideal es continuar alimentando la cuenta para recuperar lo que se utilizó. 

Recuerda que los fondos de emergencia son imprescindibles para tu vida, además de ser un respaldo infalible son pieza clave para obtener la tranquilidad en el futuro. 

No te pierdas las recomendaciones que tenemos para ti. En Grupo Inverforx nuestra prioridad es asegurar tu patrimonio.