Renta fija y variable

¿Qué es mejor, invertir en renta fija o variable? Elige la opción que más se oriente a tu perfil y necesidades.

Grupo Inverforx.- Como ya sabes, un empleo estable no es la única forma con la que puedes ganar dinero para incrementar tu patrimonio, hay un sinfín de oportunidades para empezar a generar ingresos sin la necesidad de descuidar tus fuentes principales de entrada de dinero, a estos se le conocen como ingresos pasivos.

Te invitamos a leer: La teoría de la inversión ideal es…

Hoy te hablaremos de los dos caminos financieros a elegir para dirigir tu inversión. Decidir entre la renta fija y variable.

A la hora de invertir en los mercados financieros, cualquier inversionista busca obtener los mejores resultados y sacarle el máximo provecho a su inversión; es por eso que se debe tener en cuenta cuál estrategia, métodos e instrumentos se utilizarán para cumplir con lo planeado. 

Los activos nos pueden proporcionar dos tipos de renta: renta fija y renta variable. 

Renta fija 

Es un tipo de inversión de las más seguras del mercado que se concentra en evitar la complicada volatilidad. Ofrece al inversor un flujo constante de renta con menores riesgos que las acciones, donde su principal objetivo es proporcionar rendimientos en forma de pagos periódicos.

Los instrumentos de renta fija representan un préstamo/inversión que se hace al emisor, quien tiene la obligación de devolver toda la cantidad recibida al final del tiempo acordado, además de pagar intereses. Algunos ejemplos de renta fija: pagarés de empresas, bonos, cédulas hipotecarias, etc.

Ventajas

  • Preservación del capital y capacidad de liquidez
  • Protección frente a fenómenos económicos como la inflación
  • Su accesibilidad para obtener fondos del mercado financiero
  • El riesgo es mucho más bajo que otros instrumentos
  • Reduce la volatilidad gracias a la diversificación de sus productos 

Renta variable

La renta variable se define como la inversión que está conformada por aquellos activos financieros que no garantizan un retorno de inversión, en otras palabras su rentabilidad es incierta.

Muchos afirman que las inversiones de renta variable gobiernan el amplio territorio del mercado de valores, donde destacan activos como las acciones, divisas, los bonos y derivados financieros. También son los preferidos por los inversionistas, ya que sus atractivos rendimientos y alta liquidez compensan el importante riesgo que se puede correr al invertir en la renta variable.

Si te interesa invertir en el mercado bursátil o ya lo estás haciendo, te recomendamos leer: Consejos para invertir hechos por profesionales.

No hay duda de que podemos obtener muy buenas ganancias al orientar nuestro portafolio a activos negociados en la renta variable, solo bastará con conocer y anticiparnos a las habituales fluctuaciones de precio (al alza o a la baja) que los activos manifiesten, ya que las ganancias dependen de ello. 

Cosas que debes tener en cuenta:

  • Qué tanto riesgo estás dispuesto a correr 
  • Cuánto tiempo estará corriendo tu inversión
  • El volumen de recursos
  • Tu postura frente a las potenciales pérdidas

La principal ventaja de la renta variable es que sus activos son mucho más rentables que las operaciones en la renta fija, además de no requerir grandes cantidades de dinero para empezar a invertir.

Cada una trabaja de acuerdo a cómo se obtiene la rentabilidad y cuáles variables necesita para ser ejecutada, por lo que ninguna es mejor que la otra.Tú como inversionista debes definir tu forma de operar en los mercados y qué estrategias te funcionan mejor de acuerdo a tu capital de inversión.

Invierte de forma segura en Grupo Inverforx, trabajamos tu dinero en las empresas más importantes del mundo a través  de los mercados más activos: el Forex y la bolsa de valores.